Para no correr riesgos en Facebook (parte IV)

📜 Publicado por Mewtwo Carpatia el 26 de febrero de 2009.

Varios puntos para tener en cuenta al momento de sentarse frente a Facebook o a cualquier otra página de Red Social: hay que revisar minuciosamente las opciones de privacidad de una red social en el momento de suscribirse y limitar estrictamente quién accederá a nuestra información. Esto, sin embargo, no garantiza que nuestros contactos no repliquen nuestros datos.

En Facebook está la etiqueta Configuración, arriba a la derecha. Al colocar el ratón sobre ella, se despliegan tres opciones.

La primera es Privacidad. En cuatro categorías, es posible aquí establecer quiénes podrán ver nuestro perfil, leer la información básica y la personal, enterarse de las actualizaciones de estado, quién puede encontrarnos en una búsqueda y qué historias aparecen en el tablón personal de anuncios (llamado Muro, en Facebook), entre otras.

Limitar el acceso sólo a nuestros amigos y escoger con cuidado el tipo de noticias que se harán visibles es el primer paso para asumir el control de nuestra identidad digital.  Como ocurre con las otras redes sociales, las opciones se explican por sí mismas, aunque su número puede abrumar.

Sin embargo, es una muy buena idea dedicarle tiempo al asunto, lo mismo que adoctrinar a familiares y contactos sobre estas cuestiones, de modo que nuestro círculo íntimo virtual sea un poco más consciente de los riesgos. Especialmente, los menores de edad.

Desde Acercadeinternet esperamos que esta guía de cómo evitar correr riesgos en Facebook los ayude a aclarar muchas dudas y puntos inconclusos acerca de la seguridad en las Redes Sociales. Esperamos, además, que puedan proteger mejor su información personal de forma simple pero óptima.


¿Te gustó? más artículos en tu email, gratis...

2 pensamientos en “Para no correr riesgos en Facebook (parte IV)

  1. SALOMÓN BORRASCA

    FACEBOOK EN MANOS DE UN BURRO DE ORO
    Los poetas y escritores cada día somos más victimas de los timadores de la web, que surgen como benefactores pero que a la postre sólo buscan lucrarse traspasando todos los linderos de la ética. Como es sabido el dueño de Facebook es un multimillonario de 23 años. Resulta que a este mocoso a quien sólo le interesa conseguir plata le ha dado por apropiarse de los escritos que accidentalmente publicamos algunos poetas, se ha tomado el descaro de hacer archivos de nuestras obras poéticas. Hasta ahí me parecía tolerable, de hecho nadie respeta la propiedad intelectual, no existe organismo internacional que lo haga, ni siquiera la Unesco a quien le tocaría crear normatividad al respeto. Me ha llenado la copa que Facebook me hostigue a revelar mi género y mi nombre verdadero, no tengo por qué hacerlo, no realizo transacciones en la red, no recibo un centavo y si así lo fuera para ello tengo a un representante legal. Como no cedí a las peticiones me ha cancelado mis cuentas en Facebook y ha vetado mi nombre. Suena exagerado pero así es, el sistema ahora rechaza mi nombre de Salomón Borrasca. Este inculto que me imaginó escasamente recibió el bachillerato no respeta el derecho a la privacidad, no tengo por qué darle a conocer mi nombre de pila, para su información la mayoría de poetas, escritores y artistas han firmado sus escritos con seudónimo.

    SALOMÓN BORRASCA.

    Responder
  2. Mewtwo Carpatia Autor

    Muy interesante lo que has escrito. Conozco de casos que pasaron por algo similar. Sinceramente comparto tu bronca en cuanto a que Facebook te halla rechazado.

    Por otro lado te comento, por las dudas, que desde Facebook decidieron dar marcha atrás acerca de que todo lo que se sube a la Red Social es de ellos.

    Muchas gracias por comentar y compartir tu caso. Un saludo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *