Pequeñas Gigantes ¿Cuál elegir? (parte II)

📜 Publicado por Mewtwo Carpatia el 11 de octubre de 2008.

Segunda parte de la guía rápida para saber elegir entre la cantidad de cámaras web del mercado.

 

Software
Los controladores (drivers) permiten la instalación y el buen funcionamiento de la webcam. Algunos paquetes vienen con programas adicionales tales como grabación de video y edición de imágenes, entre otros.

Micrófono
Puede venir incorporado en la cámara o en forma separada. Elegir entre uno u otro dependerá principalmente  del lugar en donde vaya a situarse la cámara. Si la webcam estará lejos del usuario, es recomendable que el micrófono este por separado (para que uno pueda tenerlo siempre cerca).

Diseño
Hay que decir que este apartado dependerá del gusto personal de cada uno. Existen cámaras web circulares, cuadradas, más altas, más bajas, con diseño estándar o extravagante. Por lo  general, las cámaras web son pequeñas por lo que se pueden acomodar sin problemas en cualquier sitio cercano al ordenador. La elección más común para colocar la cámara suele ser arriba del monitor debido a que es como mejor se lo ve al usuario

Con o sin cable
Esta elección dependerá también del gusto pero también del bolsillo de cada usuario (las cámaras inalámbricas son más costosas). Si bien no es un punto crucial, una webcam inalámbrica es mucho más práctica ya que al momento de correrla, centrarla o tratar de darle otro enfoque no hay que lidiar con cables que, por lo general, se enredan con otros (muchas veces hay que estar tirando del cable de la cámara).

Funciones adicionales
Las cámaras web tienen otras funciones además de las mostrar en vivo que es lo que el usuario esta haciendo. Sacar fotos o grabar videos son variantes que muchos utilizan (algunas webcam traen incorporado un flash) . Claro esta que la resolución de la cámara web ni se compara con la de una cámara digital pero logra un buen trabajo.

 

Fuente: Ciudad.com


¿Te gustó? más artículos en tu email, gratis...

Un pensamiento en “Pequeñas Gigantes ¿Cuál elegir? (parte II)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *