Formas de financiar tu proyecto por Internet

📜 Publicado por Philippe el 27 de mayo de 2017.

En los últimos años -y cada vez más- Internet se ha convertido en la plataforma por excelencia para emprender y desarrollar proyectos. Los bajos costos de acceso y de mantenimiento y la posibilidad de comenzar trabajando desde casa, son dos grandes atractivos de este medio.

Financiación de proyectos

Si bien podemos ahorrar y utilizar servicios gratuitos para gran parte de nuestra operativa, muchas veces es beneficioso contar con un pequeño fondo para invertir. Es aquí donde nos enfocaremos en este artículo: cómo obtener un capital inicial para desarrollar nuestro proyecto Web.

Estas son algunas de las opciones más interesantes:

Formas creativas para obtener el dinero inicial

Si necesitamos comenzar con presupuesto realmente cero, una opción es en las primeras semanas recurrir a trabajos simples en Internet que nos permitan obtener algunas decenas o pocos cientos de euros. Si se tiene la capacidad de escribir, se pueden redactar artículos en las plataformas de freelancer que existen; diseño, traducciones y marketing son otras áreas muy solicitadas. Con esta etapa inicial nos haremos con un capital inicial sin invertir dinero, solo tiempo.

Crowdsourcing

Recientemente, la forma de implementar proyectos conocidas como “crowd” (de grupo) se ha popularizado y ha llegado también a la inversión en proyectos y personas. Es así que se puede publicar en alguno de estos portales de crowdsourcing y contando sobre nuestro proyecto, podemos obtener pequeños préstamos. Esta publicación será evaluada y decidirán invertir en ella personas de distintas partes del mundo, de forma parcial. El coste y los intereses de esta opción dependerá de las características del préstamo y la seguridad que ofrezcamos para pagarla.

Mini créditos

Los bancos y empresas financieras también se han volcado a la financiación por Internet, mediante la oferta de mini créditos. Este nombre corresponde tanto al monto -generalmente pocos cientos de euros- como a la duración -pocas semanas-. Así logran que no se impongan  demasiados requisitos para obtener el crédito, y que el interés final por el período sea bajo -generalmente 10 o 20 euros.

Empresas como wonga lo hacen muy fácil, pues cuentan con una sencilla calculadora que permite saber de antemano cuánto dinero podemos obtener y cuál será el pago que tengamos que hacer. El crédito ofrecido llegará a nuestra cuenta bancaria en pocos minutos.

Conclusiones

Como podemos ver, hay diferentes formas de obtener financiación para nuestro proyecto. Cuál es más conveniente para nuestro caso dependerá de la situación y los objetivos particulares que se tengan. Por ejemplo, si necesitamos el dinero de inmediato, un mini crédito es una opción adecuada; en cambio si no es urgente, podemos ofrecer algún servicio como freelance para obtener los fondos, lo que también se puede convertir en una fuente de ingresos secundaria mientras estamos en los primeros duros meses de nuestro emprendimiento.


¿Te gustó? más artículos en tu email, gratis...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *