Proyecto Natick de Microsoft, el futuro de Internet está en el mar

📜 Publicado por José Alejandro RM el 14 de febrero de 2016.

Hace ya más de un siglo que se instaló el primer cable sub marino para ofrecer una sistema de comunicación segura y rápida desde América hasta Europa y viceversa; ahora con la evolución de la tecnología y el desarrollo de Internet, se busca utlizar nuevamente el mar como medio motor de las comunicaciones, la pregunta es ¿Cómo? Microsoft nos responde con el proyecto Natick, según su director: “Encaramos el problema desde un ángulo diferente, con la voluntad de desafiar la sabiduría convencional”, explicó Ben Cutler en el sitio web de Microsoft. Natick se ubica dentro de Microsoft Research que se centra en proyectos especiales.

Installing server rack into Project Natick

Instalando el Data Center en la cápsula

Los centros de datos o Data Center son grupos de servidores que ofrecen servicios de

El primer prototipo, una cápsula sub-acuática bautizada como Leona Philpot, tiene un poder de procesamiento equivalente a unas 300 PC, para probarlo se ofrecieron pruebas reales a un kilómetro de la costa del Estado de California en los Estados Unidos de América, entre los meses de agosto y noviembre de 2015. Al finalizar el periodo de prueba fue retirado para evaluaciones en la central de operaciones de Microsoft que, según se comenta, arrojaron buenos resultados. Se anuncia que ahora la compañía proyecta construir un depósito de servidores cuatro veces mayor y de veinte veces mayor porder de procesamiento. Según se indica en la Web del proyecto “Natick se desplegó en un día, conectado y funcionando. Luego se procedió a controlarlo de forma remota”.

Un buzo bajaría una vez al mes para verificar el estado de la cápsula, pero se ha demostrado que el equipo es capaz de permanecer constantemente conectado de forma remota, incluso después de que observaron un pequeño pase de una ola de tsunami.

Natick_secondary

Llevando Natick al fondo del mar

Este nuevo proyecto de la gran corporación enfrenta dos desafíos fundamentales: el primero esta relacionado con el impacto ambiental, según informó Microsoft, las cápsulas son inertes y el calor que generan no tiene un impacto significativo dado el tamaño del oceano; sin embargo, habría que analizar que sucedería en el tiempo, ya que a nivel de prueba sólo se emplea una cápsula y no es lo mismo emplear miles de ellas que funcionen al mismo tiempo, ya que como sabemos el procesamiento de datos de Internet en estos tiempos es, por decir lo menos, monumental. El siguiente desafío tiene que ver con el mantenimiento del hardware, ¿Qué pasaría si sucediera un fallo electrónico? ¿Una rotura de cable?, son preguntas que por ahora no tienen una respuesta cierta, pero es seguro se están estudiando y analizando las posibles soluciones.

El centro de datos de prueba tiene una vida útil de 5 años, mientras que la cápsula que lo contiene se preveé dure 20 años. A los 5 años debe retirarse para realizar el mantenimiento y cambios respectivos, para nuevamente ser enviada al fondo marino.


¿Te gustó? más artículos en tu email, gratis...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *